jueves, diciembre 18, 2008

Todos los cuentos, Cristina Fernández Cubas

Prol. Fernando Valls. Tusquets, Barcelona, 2008. 507 pp. 24.00 €.

Óscar Esquivias

El título no puede ser más conciso y (en este caso) más sugerente: ¡todos los cuentos de Cristina Fernández Cubas! ¡Qué tesoro! Uno piensa en el universo literario de la autora catalana e inmediatamente imagina casas aisladas en el campo, habitaciones en las que no se puede entrar, internados de niñas, reuniones nocturnas donde se cuentan historias, jóvenes aislados, mentiras, secretos, sospechas, miedo, suplantaciones, gritos ahogados, crías de gato estranguladas... Cristina Fernández Cubas parece pertenecer a otra tradición que no es la española, tan apegada desde hace siglos al realismo y tan remisa a lo fantástico. En este libro sucede todo lo contrario: no hay un solo cuento sobre el que no sobrevuele el misterio o lo sobrenatural, incluso en los más cotidianos. Los nombres de Poe, Ghelderode, Stoker, Mary Shelley o Cortázar surgen en la mente del lector cuando recorre estas historias, en las que es tan importante la creación de atmósferas como la propia narración, siempre llena de ideas poderosísimas, de ambigüedad y misterio. Se nota amor por el lenguaje: la autora posee un estilo suntuoso y sus propios personajes se recrean en la sonoridad de ciertas palabras, como esa profesora en un país nórdico que exclama «¡Qué contratiempo!» y reflexiona sobre lo novelero de tal expresión, o la superiora de un convento, con sus diccionarios siempre a mano, que repite fascinada la palabra «mundo» referida al sinónimo de «baúl». Los cuentos de Fernández Cubas son también «mundos», en ese doble sentido: son a la vez universos fantásticos, con sus reglas peculiares e incluso sus idiomas propios (como el de la casa del joven Tomás/Olla), y también son una suerte de baúles, a veces procedentes de lugares misteriosos o lejanos (hay cuentos ambientados en México, Estambul o África), llenos de compartimentos secretos en los que puede aparecer cualquier cosa. El volumen se abre con un prólogo de Fernando Valls en el que comenta cada uno de los cuentos y añade información muy pertinente. Un gran libro.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Tenía pensado leer este libro en cuanto termine el ultimo de Casavella, que en paz descanse; se van los mejores.
Por cierto, Esquivias, disfruté mucho con "Inquietud en el Paraíso". Es una novela mayúscula.

Óscar E. dijo...

Gracias, estimado amigo. Cristina Fernández Cubas es una escritora con mucha personalidad. A todos nos ha impresionado mucho la muerte de Casavella, otro gran escritor.

Elena dijo...

Precisamente acabo de hacer una reseña de este libro en mi blog. Para mí ha sido un gran descubrimiento, pues nunca había leído a esta autora. He disfrutado muchísimo con su lectura. Genial.

Venus dijo...

Voy a seguir el consejo y leer a esta autora.
Saludos desde mi rincòn de cuentos,
Maria

http://loscuentosdevenus.blogspot.com/
http://recuerdodevenus.blogspot.com/